El éxito profesional no se alcanza de la noche a la mañana. Esto no consiste en llegar y besar el santo, sino en remangarse, coger pico y pala y aplicarse eso de que “el que la sigue la consigue”. Aquí quien al final destaca es el que se lo curra desde el principio, porque todo esfuerzo tiene su recompensa. En Freebox creemos firmemente en ello y nos gusta la gente que piensa así.

Por eso, cuando el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid llamó a nuestra puerta para ayudarles a impulsar esta idea, no lo dudamos ni un segundo. Lo que nos planteaban exactamente no era buscar la manera de defender el esfuerzo para un trabajo bien hecho -que también-, sino encontrar la forma de denunciar y concienciar sobre la situación de intrusismo que vive su sector, y que afecta tanto a los propios profesionales como a los pacientes.

La tarea no era sencilla porque con una sola campaña teníamos que ser capaces de convencer a la gente sobre la importancia de acudir a un profesional cualificado para poner nuestra salud en sus manos confiando en su profesionalidad y experiencia. Esto parece algo obvio, pero hay que recordar que la lógica no es algo que se regale a la salida del metro, así es que teníamos que pensar muy bien cómo hacerlo.

¿Cuál era la mejor manera de llegar a la gente? ¿Cómo podíamos explicarles la importancia de acudir a un profesional cualificado sin caer en los tópicos de siempre? Fueron muchas las preguntas que nos hicimos y muchas las horas que pasamos pensando en qué podíamos ofrecer al cliente, basándonos en nuestra experiencia. Y precisamente ahí es donde estuvo la clave: nuestra experiencia. Llegamos a la conclusión de que combinando algunas de las cosas que mejor sabemos hacer, aquello no podía fallar. Y no nos equivocamos.

Con las ideas ya claras, planteamos una campaña de comunicación 360 que pivotaba en torno a un spot y a un hashtag, #YoVoyAlFisio. Un vídeo de apenas 3 minutos de duración que giraba en torno a la figura del fisioterapeuta y los pacientes a los que ha cambiado la vida con su trabajo y dedicación. Tanto el vídeo como todo el contenido y el material gráfico que fuimos creando en torno al concepto #YoVoyAlFisio se movió a través del canal de Youtube, las redes sociales y la revista del Colegio de Fisioterapeutas, clínicas de fisioterapia, autobuses, taxis, y hasta en pantallas de centros comerciales.

Al final combinando nuestra experiencia en producción audiovisual con nuestro buen saber hacer en redes sociales, la campaña resultó todo un éxito, y una vez más desde Freebox pudimos comprobar que todo esfuerzo tiene su recompensa y que, de verdad, querer es poder.