Ahora los héroes ya no llevan capa. Ya no tienen nombres raros, impronunciables en ocasiones. Llevan gafas, guantes, mascarillas y trajes que los convierten en auténticos salvadores. Son, han sido y serán los indispensables en toda esta “película de ciencia ficción” que nos está tocando vivir. Y entre ellos también se encuentran los fisioterapeutas, porque, aunque su trabajo se haya mantenido en la sombra, está siendo igual de indispensable. Por eso cuando el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España llamó a las puertas de Freebox para pedirnos que le ayudáramos a dar a conocer lo que estaban haciendo, no lo dudamos ni un segundo y nuestra maquinaria se puso manos a la obra.

El punto de partida que nos pusieron encima de la mesa fue el de hacer un spot. No lo teníamos nada fácil, porque no hay que olvidar que hasta hace apenas unas semanas los movimientos estaban totalmente limitados. Pero como nos gustan los retos, desde nuestras casas no pusimos a pensar cuál sería la mejor manera de contarle al mundo que han vuelto, o mejor dicho que siempre han estado ahí, pero que ahora comienza una nueva etapa en la que entre todos “vamos a empezar de nuevo juntos”.

Los teléfonos y los chats de grupos se convirtieron en nuestros mejores aliados para compartir nuestras ideas. “¿Y si mostramos calles vacías y las relaciones en la distancia que se han establecido durante este tiempo?”… “Sí, pero no hay que olvidar decir que los fisioterapeutas siempre han estado ahí, porque la gente tiene que saber que detrás del trabajo de los sanitarios estaba el suyo para ayudar a los muchos pacientes que salían de las UCI”… “Ah, y es muy importante recalcar que vuelven con más fuerza que nunca…”. Han sido muchos los conceptos y reflexiones que hemos plasmado en una hoja de Word en blanco para desarrollar una idea creativa que a los responsables del Consejo General de Fisioterapeutas de España les convenció.

A partir de ahí, lo siguiente sería elaborar el guión y, lo más difícil de todo (por aquello de las circunstancias en las que nos estábamos moviendo) llevar a cabo la producción y rodaje del spot. Pero como “¿quién dijo miedo?” es uno de los lemas favoritos en Freebox, el pilotito rojo de nuestra cámara se encendió y ahí está el resultado.

Un vídeo en el que queda reflejado las ganas de hacer cosas de unos profesionales que están dispuestos a aportar su granito de arena saliendo ahí fuera con orgullo. Un granito de arena en el que Freebox ha dejado su huella, porque a nosotros todo lo que sea apostar y aportar nos encanta.