En estos tiempos de restricción a la movilidad, nos hemos marcado entre nuestros principales objetivos para los próximos meses el desarrollo de un área tecnológica vinculada a la virtualización de exposiciones y otros espacios cerrados, con la intención de guiar al visitante por un recorrido en 3D, evitando así la necesidad de acudir físicamente a las salas, minimizando riesgos sanitarios y acercando la cultura a personas con movilidad reducida.

En los últimos meses, hemos invertido en personal especializado y tecnología para hacer realidad nuestro primer proyecto: un recorrido virtual en 3D de la exposición ‘Gregorio Ordóñez. La vida posible’ diseñada por el museógrafo Enrique Bonet e impulsada por Ana Iribar, mujer del político asesinado por la banda terrorista.

Resulta que la muestra apenas llevaba 50 días expuesta en el Palacio de Miramar de San Sebastián, cuando el coronavirus entró de forma repentina en nuestras vidas. Una situación nada compatible con la de visitar una exposición. Ana Iríbar, persona poco dada al desaliento, tuvo claro desde el principio que la muestra tenía que ser visitada y contactó con Freebox para hacer posible el recorrido virtual.

Tras dos meses de intenso trabajo de programación, desarrollo tecnológico, diseño, fotografía y vídeo, la exposición ya se puede disfrutar en 3D en la página web de la Fundación Gregorio Ordóñez.

El recorrido reproduce íntegramente en 3D la muestra, desde los 300 objetos personales de Gregorio Ordóñez, al material periodístico que la componen, hasta las imponentes salas en las que se encuentran. Todo un reto si tenemos en cuenta que el deseo de la Fundación era que el Palacio de Miramar quedase reflejado como un símbolo por ser el origen de toda esta historia.

El éxito de esta primera experiencia, nos ha llevado a embarcarnos en nuevo proyecto de virtualización; en este caso, se trata de una exposición que dará mucho que hablar y de la que no debemos desvelar nada más. Solo podemos anticipar que discurrirá por el apasionante universo vital de Benito Pérez Galdós en Madrid, coincidiendo con el centenario de su fallecimiento.