Cuando un cliente llama a nuestra puerta y nos cuenta lo que necesita de nosotros, la maquinaria de Freebox se pone manos a la obra para intentar buscar la mejor manera de resolverlo. Como ya hemos dicho en más de una ocasión, la palabra miedo está tachada en nuestro diccionario, porque nos gusta atrevernos con todo.

Así es con Shock Absorber. Se trata de una marca inglesa de ropa deportiva femenina, especializada en sujetadores pensados para todo tipo de deportes.



En Freebox nos gusta mucho el deporte -a unos más que a otros, también hay que decirlo- por eso desde el principio nos atrajo la idea de trabajar con ellos. Lo que nos pedían suponía todo un reto, porque teníamos que crear una comunidad en redes sociales en torno a la marca Shock Absorber en nuestro país. Casi nada, ¿verdad? En definitiva, teníamos que conseguir que la marca fuese vista como una aliada de las mujeres deportistas.



Nos hemos pasado horas buscando a aquellas mujeres que mejor representasen el espíritu de la marca, ese que aboga por las mujeres reales que aman el deporte. Buscábamos prescriptoras, personas que pudieran contarles a otras cuáles son los beneficios de vestir una de las prendas de Shock Absorber. Pero no prescriptoras de las que todos conocemos como ‘influencers’, sino personas como tú y como yo, que no tienen cuerpos esculturales y que también tienen algún que otro michelín. En Freebox también tenemos de eso, porque ya os digo que somos reales como la vida misma, y así nos gusta mostrarnos.



Un arduo trabajo de campo que ha tenido su recompensa porque la verdad es que hemos conseguido “hacer mucho ruido” en redes. Para ello, como os estaréis imaginando, no nos hemos limitado a contactar con ellas y a darles visibilidad. La realidad es que hemos hecho de todo, desde juntar a un montón de deportistas en un local de Madrid, en un sábado lluvioso de esos en los que solo apetece sofá y manta, para un entrenamiento grupal, hasta sesiones de fotos con mujeres -100% reales- que practican deportes de los más variopintos -y hasta desconocidos- como Fitness Ballet o Volteo, pasando por estar presentes en una de las últimas ediciones de la Challenge Madrid… hasta tuvimos nuestro minuto de gloria en el pódium porque fuimos los encargados de entregar un premio a las ganadoras.

En definitiva, que aburrir no nos aburrimos. Nos lo pasamos muy bien haciendo lo que hacemos, y eso se nota en el resultado de las cosas. Gracias a nuestro trabajo, y a la plena confianza que el cliente deposita en nosotros, en Freebox nos hemos convertido en aliados de la marca y de nuestras usuarias, poniendo nuestra imaginación al servicio de sus necesidades y creando el mejor equipo posible. Porque al igual que os digo que miedo aparece tachado en nuestro diccionario, las palabras imaginación y pasión las tenemos subrayadas y en mayúsculas.