Beti-Jai: un pasado con mucho futuro

La ciudad de Madrid cuenta con más de 9.000 calles. Las hay que llegan a tener incluso hasta cerca de 700 números, como la archiconocida Calle Alcalá, que con 10,5 kilómetros es una de las más largas de España. Son grandes, pequeñas, alargadas, recónditas, con forma de bulevar o inmensas avenidas. Y muchas de ellas están llenas de historia, porque han sido testigos de algunos de los momentos que han marcado el devenir de nuestro país y de gran parte del mundo.

La mayoría de nosotros somos capaces de reconocer edificios emblemáticos, esos de los que si sus paredes hablasen dejarían a más de uno con la boca abierta por todo lo que han visto. Sin embargo hay otros muchos que pasan desapercibidos para propios y ajenos. Porque Madrid es tan conocida como sorprendente a la vez. La ciudad guarda todavía muchos secretos bajo llave que están dispuestos a ser descubiertos. Y eso es lo que un buen día nos propusimos hacer con el frontón Beti-Jai.

Situado en la calle Marqués del Riscal, apenas cinco números por debajo de las oficinas de Freebox, en pleno centro de la capital, la historia del edificio deportivo más antiguo de Europa llegó hasta nosotros por la curiosidad de algunos de nuestros compañeros que cada día se fijaban en un singular edificio que se levantaba frente a nuestros ojos. Tras años de abandono y de obras cubierto por un andamio, una de las primeras visitas que organizaba el Ayuntamiento de Madrid fue la oportunidad perfecta para conocerlo y tener claro, desde el principio, que la historia oculta de aquel espectacular lugar tenía que ser contada.

A partir de ese momento, la maquinaría de Freebox se puso manos a la obra. Fueron muchas horas de documentación, llamadas telefónicas, contactos con aquellos que mejor conocían el Beti-Jai o tenían algo que decir sobre él, como la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la ciudad o Ferrovial, intercambio de ideas… y así un largo etcétera hasta dar como resultado ‘Beti-Jai. El templo olvidado’.

Se trata de una espectacular producción, 100% Freebox, que se ha convertido en la joya de la corona de nuestra área de producción audiovisual, tras el éxito de ‘El Príncipe de la Paz’, sobre la controvertida figura del extremeño Manuel Godoy. El nuevo documental recorre la extraordinaria vida del frontón. Y es que con 126 años de historia, el Beti-Jai ha logrado sobrevivir pese al abandono de las últimas décadas y su futuro, aún por definir, no puede ser más halagüeño. Un futuro del que queremos ser partícipes.

 

No comentarios

Publicar un comentario